7 de noviembre de 2011

A todas ellas,



A la que carga con la mochila de los recuerdos a cuestas.
A la que sigue confiando pese a los vaivenes de la vida.
A la que continúa sonriendo para ocultar su timidez.
A la que los ojos le brillan cuando el amor le roba la conciencia.
A la que se sigue sonrojando cuando la halagan.
A la que se emociona cada vez que la estiman.

A la que sueña con un mundo mejor.
A la que idealiza batallas perdidas.
A la que la compasión la vulnerabiliza.
A la que la vida le pegó varias bofetadas.

A la que se quedó esperando en el baile, irse con el más guapo.
A la que lloró a rabiar el engaño.
A la que los suspiros le causaron asma.
A la que la melancolía subsumió en su Hades.

A la que grita cada vez que percibe una injusticia.
A la que calla por miedo a ofender a alguien querido.
A la que lucha por ser la protagonista de su historieta.
A la que le gusta saber los finales de las películas, sin verlas.

A la que a cada esquina, ansía un encuentro.
A la que cada carta, provoca un festejo.
A la que anhela tener unos prismas más grandes, para no perderse de nada.
A la que apuesta por una vida intensa.

A la que los cuentos alimentaron sus fantasías.
A la que el miedo muchas veces le quitó la perspectiva.

A ellas. A todas ellas, yo les dedico mis días. Mis penas y mis glorias.
A ellas, a todas las mujeres que habitan en mí, a toditas todas.
A la primera y a la última. Por y para ellas.

Katrina Viribendi


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...