2 de noviembre de 2011

THE WALL

                        



La ciudad de Berlín es una de las capitales mundiales del graffiti  y del arte urbano.  El arte callejero es componente fundamental  del StrassenKultur (la cultura urbana berlinesa) e integrante básico de la escena cultural de la ciudad.
Las raíces de la cultura grafitera se remontan a la década de los 80. Con la caída del muro de Berlín en 1989, los berlineses, hartos de su historia terriblemente convulsa y de tantas batallas perdidas hicieron de los restos del muro un lienzo con proyección internacional donde plasmaron numerosos murales ejemplo de la libertad reconquistada. Así es el espectacular museo al aire libre de la East Side Gallery, el trozo de muro más largo que queda en la ciudad,  donde artistas de todos los rincones reflejaron el hito histórico de la caída del muro  en las paredes de hormigón que antaño sirvieron para robar las esperanzas del pueblo alemán.
De igual forma, durante años, la división obligada  y el intento desesperado de huída hacia el lado occidental provocó el abandono de muchos inmuebles. Quién iba a decir que con el tiempo eso favoreció la expansión del movimiento punk y underground ligado a la okupación de viviendas y edificios por toda la ciudad. En Berlín a este fenómeno se le denomina  “Instandbesetzen”.  La década de los 90 también fue testigo de este movimiento cultural  con numerosas casas okupas repartidas por toda la ciudad sobretodo en los barrios de la antigua Berlín oriental y en Kreuzberg, el interesante y variopinto barrio turco.

Ejemplo paradigmático del Instandbesetzen  es  el edificio Tacheles que fue construido en 1907 y albergaba un enorme centro comercial. La empresa quebró y al cabo de los años Tacheles iba a ser derruido, pero en febrero de 1990, fue okupado por un grupo de jóvenes artistas provenientes de distintas partes del mundo. Lo que empezó siendo una simple casa okupa, es hoy uno de los centros culturales alternativos más famosos de la urbe.

Este vídeo es una recopilación de fotografías que hice en mi visita Berlín, producto de mis paseos buscando instantáneas que reflejaran la StrassenKultur. Es mi pequeño homenaje a una de las ciudades más interesantes de Europa, que me apasiona por su historia y por la manera que han tenido de hacer la digestión de semejante pasado. El vídeo trata de reflejar un porción ínfima de esta subcultura berlinesa del arte urbano y callejero .

“Aquella misma tarde mis sueños me llamaron por teléfono para comunicarme su huida. Todo por lo que luche se escapó entre el hormigón de aquella pared enorme y ajena. Veintiocho años de ostracismo obligado. La historia te pone en su sitio una y otra vez.  Aún así, nos queda el grito y la rebeldía. Nos quedan los  sprays y los colores. Nos queda la calle  y el pensamiento, que siempre es  libre por decreto”
                                                                                                      
                                                                           Ultramarinos Bodeler

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...