19 de febrero de 2013

El Desencanto


Leopoldo Panero
Un martes de invierno por la noche...pocas sorpresas puede deparar ya el día, así que me acomodo en el sofá y me acurruco con la mantita. Enciendo la tele... zapping.. decido ver Versión Española. Esperando  una película basada en la vida del conocido poeta español Leopoldo Panero, me encuentro con  El Desencanto dirigida por Javier Chavarri en 1976.  Las primeras escenas  ya me hacen volver de las puertas del sueño a un estado entre la sorpresa y el alucine.  Ojos como platos, al ver semejante desfile de personajes surrealistas. Se trata de los miembros de la familia Panero.  

El Desencanto no es un documental al uso, más bien todos sus fotogramas rezuman literatura, está rodada en blanco y negro, con una atmósfera sui generis e intimista.





Juan Luis Panero

Se  trata de contar la leyenda de Leopoldo  Panero, pero se convierte en una psicoterapia de grupo.  Los tres hijos del poeta, Juan Luis, Leopoldo María y Michi, no dejan a nadie indiferente, tanto por sus reflexiones, como por su forma de hablar y su particular manera de ver el mundo. Excéntricos y autodestructivos.

  
Leopoldo María Panero










Felicidad Blanc, la esposa, se esfuerza en explicar su idílica transición de niña burguesa a la perfecta casada con un poeta, rodeada siempre de lo más granado de la intelectualidad pudiente, sin olvidar su propia revolución interior al quedar viuda. Sin embargo, la irrupción de Leopoldo María hijo, quebrará esa  perfección, repentinamente, en una escena que tiene lugar a la puerta de su colegio, poniendo  sobre la mesa contradicciones, miedos y reproches de una vida pasada.  



Felicidad Blanc, Leopoldo María y Michi Panero


Sin aún creer en lo que había visto, me fui a dormir pensando en los Panero pues El Desencanto  te atrapa desde el primer momento. Yo, sabia de Leopoldo hijo, como poeta, cuya extrema lucidez y extravagancia le han mantenido en psiquiátricos la mayor parte de su vida. Sabía de sus versos y de los de su padre, pero no conocía  lo interesante  de su familia y tampoco que se había rodado esta película documental en el año 76. Ahora sé que ha sido siempre una película de culto con muchos seguidores. Yo me sumo a ellos. Os animo a descubrir esta  joya secreta del cine español. Este es el Epitafio con el que  se cierra el telón:


Ha muerto
acribillado por los besos de sus hijos,
absuelto por los ojos más dulcemente azules
y con el corazón más tranquilo que otros días,
el poeta Leopoldo Panero,
que nació en la ciudad de Astorga
y maduró su vida bajo el silencio de una encina.
Que amó mucho,
bebió mucho y ahora,
vendados sus ojos,
espera la resurrección de la carne

aquí, bajo esta piedra.

Leopoldo Panero (1909-1962)


Ultramarinos Bodeler






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...