22 de enero de 2015

PANDEMIA




La agencia EFE ha confirmado esta mañana que el resultado de los análisis efectuados a varios políticos estatales y autonómicos ha dado positivo en el virus Codicia Nivel 8, esto es, en grado extremo e infame, según fuentes científicas.
Un nivel alto de este virus en sangre provoca que los diputados y demás cargos honorables de arrabal,  dejen de luchar por el interés general y pasen a sudar por  interés propio y de terceros hambrientos de metal. Padecen fiebre alta que causa su organización en grupos mafiosos, también denominada “Casta” de manera eufemística.  Evidente parálisis cerebral que les induce a sonreír con cara de bobos y babas en las comisuras, síntoma del placer que les reportan sus negocios con chocolate negro en Suiza.  Su suprema egolatría les lleva incluso a  levantar muros para seguir engordando al cerdo que llevan en sus bolsillos.
Otros indicios de grave infestación son: la aspiración indebida, la prevaricación vomitiva, el cohecho de pecho o la malversación a raudales públicos.  En fase posterior,  la enfermedad les conmina a embaucar a los ciudadanos, cantando milongas como coristas de opereta y entonando, a su vez, la tan famosa copla “No voy a dimitir”, mientras menean sin gracia la corona de plumas que llevan en el trasero.
Visto lo anterior y dada su insostenibilidad, ya que en las Cortes huele a usura tanto como a basura en un estercolero, las autoridades competentes han decretado proceder a su confinamiento en sanatorios habilitados al efecto para controlar semejante pandemia.

Diario La Vergüenza, Barcelona 22 de enero de 2015

 Ultramarinos Bodeler

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...