6 de julio de 2015

Tiempo de verano


Alguien dijo que la vida es un soplo.
Yo no lo sé.
El tiempo coge caminos diferentes,
El paso cambia.

Veloz y lento.
Anhelante y fatigado.
Jovial y torpe.
Exultante.
Trasnochado.
Madrugador,
Disipado.

Tiempo perdido.
Tiempo muerto.
Tempus fugit.
Tiempo de renacer.
Tiempo de verano.

El verano es un soplo,
en todo su esplendor,
en toda su fugacidad.

El verano huele a higuera,
suena a cigarra.
Suda y se resbala entre los campos,
va a parar al mar,
a borbotones,
al vibrante océano,
a los ríos como ojos verdes.
Baja desde las montañas,
el sol oblicuo tostando la piel,  acompañante.

Bienvenido el fuego purificador del solsticio,
las uvas de agosto,
las lágrimas de las Perseidas encendiendo el firmamento.

Todo es verano en este momento,
el oleaje ondulante ungiendo los cuerpos,
llevándose las penas y la memoria.

Todo es verano en este momento,
un canto rodado, caliente.
Un baile bajo un cielo estrellado.
Ojos trasparentes sin pasado.

Todo es verano.
Un soplo. Una estrella. Una ola.
Quédate un poco más.
Hazte cicatriz para el invierno.


Viridiana

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...