23 de abril de 2013

Himalaya

La Cordillera del Himalaya se eleva más allá de las puertas del cielo. A ella pertenecen 10 de los 14 picos de más de 8.000 metros de altitud que existen. Es una cadena de montañas de más de 2.500 kms de largo y 220 kms de ancho. Incluso desde los satélites, se distingue como una cicatriz en la Tierra.

Comenzó a formarse hace 65 millones de años, a finales del Mesozoico y aún hoy continúa elevándose. A lo largo de su historia, la Tierra ha vivido tres grandes procesos de formación de cordilleras, llamados orogenias. El Himalaya nació durante la última orogenia, la Alpina, al igual que toda la cadena de montañas que va desde los Alpes hasta el Cáucaso.
Sus montañas se formaron por el choque  de las placas tectónicas entre continentes, que se desplazan continuamente y colisionan entre ellas. Tras la ruptura de la última Pangea, el continente indio se separó de África y comenzó a desplazarse hacia el norte. Al aproximarse a Asia, la parte oceánica de la placa india se hundió bajo la asiática. Al final, ambos continentes chocaron, plegaron la tierra e hicieron que se elevase:



Montaña
Altitud
País
Everest
8.848
Nepal/China
K2
8.611
Pakistán
Kangchenjunga
8.598
Nepal/India
Lhotse
8.501
Nepal/India
Makalu
8.481
Nepal
Cho-Oyu
8.201
Nepal/China
Dhaulagiri
8.167
Nepal
Manaslu
8.156
Nepal/China
Nanga Parbat
8.125
Pakistán
Annapurna
8.091
Nepal
Gasherbrum I
8.068
Pakistán
Broad Peak
8.047
Pakistán
Gasherbrum II
8.035
Pakistán
Shisha Pangma
8.027
Nepal

















El término Himalaya proviene del sánscrito: hija (nieve) y a laya (morada), la morada de las nieves. En un texto sagrado hindú se recoge la siguiente cita que alude a la inmensidad terrenal e espiritual de esta cordillera: «Ni en cien edades de los dioses podría describirte las glorias del Himalaya». 
Muchos alpinistas han perdido la vida en su intento de desafiar a la naturaleza, otros muchos han podido llegar atravesando las nubes y explicar lo que se siente a casi 9.00 metros de altitud en el pico del Everest.
Muchos místicos se han retirado a alguno de los monasterios salpicados entre las  montañas y otros nos hemos conformado con hacer senderismo en la parte baja de sus laderas y verlas desde el aire con avioneta. De mi vuelo sobre esas cumbres salen estas fotos mágicas: 












Ultramarinos Bodeler

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...